LA SEMANA SANTA DE CUENCA Y SEMANA DE MUSICA RELIGIOSA SE DECLARAN FIESTA DE INTERES TURISTICO INTERNACIONAL

Antonio Rodríguez Saiz

 

 

Al finalizar el mes de septiembre de 1964 el entonces ministerio de Información y Turismo, creó en España la declaración de “Fiesta de Interés Turístico”, que tuvo modificaciones en siguientes años, con dos objetivos sumamente claros: Regulación de forma adecuada de la faceta turística y conseguir un inventario real de las fiestas que se celebraban en España.

Años después a la vista del tiempo transcurrido se consideró conveniente en la administración del Estado, modificar y actualizar la normativa y más aún debido a los nuevos cambios producidos en su estructura por el nuevo régimen.

Por orden de 29 de enero de 1979 se regula la nueva preceptiva para la concesión de la distinción honorifica de “Fiesta de Interés Turístico” clasificada en tres categorías:

  • “Fiesta de Interés Turístico Internacional”.
  • “Fiesta de Interés Turístico Nacional”.
  • “Fiesta de Interés Turístico”.

La solicitud para la concesión de Fiesta de Interés Turístico Internacional, la tuvo que hacer el ayuntamiento de Cuenca, donde se especificaba:

  • Fecha o época del origen de la Semana Santa y Semana de Música Religiosa.
  • Exposición y detalle de los actos y participación en ellos.
  • Acontecimiento en la época que se hace la solicitud.
  • Fecha de la conmemoración.
  • Envió de fotografías, carteles, programas, libros, folletos y todo aquello que se consideró conveniente para un mejor conocimiento de cara a su más objetiva valoración por parte de la Comisión Calificadora.

Para poder iniciar el expediente fue necesario el informe del delegado provincial de comercio y turismo de Cuenca que en aquella época, era Buenaventura Juárez Sánchez y reflejar muy especialmente lo significativo que era.

Estaba establecido que en el último trimestre de cada año se reuniese la comisión calificadora, creada con esta finalidad, y así se hizo. Fue presidida por el secretario de estado de turismo y todos sus miembros ejercían sus funciones en este departamento.

Como consecuencia de ello la SEMANA SANTA DE CUENCA Y SEMANA DE MUSICA RELIGIOSA es declarada FIESTA DE INTERES TURISTICO INTERNACIONAL, por Resolución de la secretaria de estado de Turismo, firmada por su responsable Ignacio Aguirre Borrell y publicado en el BOE nº 41 de 16 de febrero de 1980, en la época del gobierno de Adolfo Suarez, donde se valoró según era requisito su originalidad, afluencia de visitantes, tradición popular y calidad de su programación.

Se premiaban dos manifestaciones importantes muy celebradas en la ciudad de Cuenca, ambas de elevados valores religiosos y culturales, con un gran atractivo turístico que rebasan los límites provinciales y nacionales.

El título de FIESTA DE INTERES TURISTICO INTERNACIONAL no se otorgaba con carácter vitalicio; todos los años seria revisado su cumplimiento y podría ser incluso revocado por el departamento que lo otorgo, si por cualquier circunstancia se hubiera contravenido el aliciente o atractivo que fue la causa o razón, en su día, de la declaración.

El año 1980, fecha que la Semana Santa fue declarada de INTERES TURISTICO INTERNACIONAL dio comienzo el 30 de marzo (Domingo de Ramos) y finalizo el 6 de abril (Domingo de Resurrección) con cartel de Miguel y Ramón Culebras y pregón a cargo del poeta conquense José Luis Lucas Aledon. Y, que mejor que traer aquí sus palabras:

“Cuenca ibérica posee toda la riqueza que necesita el rito del cataclismo, encuadrado en la parquedad castellana aunque vibre día a día de la semana abriendo sus cielos, desdoblando la madeja de sus callejuelas, metalizando y arañando las piedras para que el eco de lo consumado, sea repetido milésimas de veces con timbres o músicas diferentes y susurros. Cuenca, la sinuosa, se abre como llaga y deja manar su sangre por el costado verde de los ríos, por las hojas de las enredaderas y yedras que como manto la cubren y adornan para purificarla”.

 

 

 

Es en el cartel y programa de 1981 cuando, por primera vez aparece la nueva declaración. En el de 1979 si figura sólo de “INTERES TURISTICO”; recordemos que aún no se habían definido las tres categorías.

En cuanto a la SEMANA DE MUSICA RELIGIOSA de 1980 (correspondía a la XIX edición) tuvo seis conciertos de Lunes Santo a Domingo de Resurrección precedidos por el pregón, todo ello bajo la dirección-técnica de Antonio Iglesias, verdadero impulsor y gran gestor de las Semanas que acudió para crearlas ante la ilusión de su amigo y paisano-orensanos ambos-Eugenio López y López, gobernador civil de Cuenca, sin olvidar la ayuda prestada por Rodrigo Lozano al frente del ayuntamiento de la capital, en unos momentos que la capital tenía grandes dificultades de alojamiento (el hotel Iberia único que existía había cerrado poco antes) y los participantes de los conciertos tuvieron que alojarse en el pabellón del gobierno civil y hoteles de Motilla del Palancar.

 

Sello conmemorativo

 

El 26 de marzo de 1986 Correos puso en circulación un sello de 17 pesetas que conmemoraba la Semana de Música Religiosa, dentro de una serie dedicada a las más importantes fiestas populares españolas. Se emitieron cuatro millones de sellos.

Dos días después en el atrio de la iglesia de San Miguel, se descubrió una placa del escultor Francisco Ortega, entonces avecindado en la ciudad, que dice: “La Cuenca nazarena a la XXV Semana de Música Religiosa”.

Ejemplo de simbiosis de dos acontecimientos importantes de Cuenca que caminan juntos en la Semana de Pasión y ciertamente con gran interés internacional que dan prestigio a la ciudad de las Hoces del Júcar y Huécar.

En la misma resolución, en la categoría de FIESTAS DE INTERES TURISTICO, se recogen dos importantes fiestas de la provincia de Cuenca: La Endiablada de Almonacid del Marquesado y Fiesta de Nuestra Señora La Antigua de Manjavacas de Mota del Cuervo. Entiendo que, su inclusión, fue consecuencia de una reclasificación pues, en ambos casos, estaban catalogadas con anterioridad.

Cierto es, que se tratan de dos acontecimientos festivos muy interesantes y atractivos, merecedores de la distinción.

La Endiablada en honor a San Blas y la Candelaria donde con llamativos y coloridos trajes estampados y con grandes cencerros a la espalda “los diablos” recorren las calles de Almonacid durante toda la fiesta acompañados por las diez  danzantes durante todos los días expresando el amor a su patrón y cariño a su singular festividad.

La fiesta de Nuestra Señora de Manjavacas que se celebra el primer y tercer domingo de agosto con su recorrido de siete kilómetros desde su ermita en romería con la “traída” de la Patrona a la iglesia parroquial de Mota del Cuervo y posterior retorno dos semanas después es ejemplo de veneración y amor de los moteños mientras exclaman continuamente y con fervor ¡Viva la Virgen de Manjavacas! ¡Viva su Santisimo Hijo! ¡Vivan los anderos! ¡Viva el pueblo de La Mota!

Semana Santa de Cuenca, Semana de Música Religiosa, La Endiablada y la fiesta de Nuestra Señora La Antigua de Manjavacas, son una reducida y significativa muestra del acervo cultural y religioso de la provincia de Cuenca, rico en tradiciones que saben conservar y transmitir con el mismo cuidado, amor y celo que ellos lo recibieron.